Acusaron a otro empleado del Jockey Club por la muerte del niño de 10 años en la pileta

0


El encargado de mantenimiento de las estructuras edilicias del Jockey Club fue imputado este miércoles en el Centro de Justicia Penal en relación con la muerte de Facundo Gorga, el niño de 10 años que falleció el pasado 3 de enero en la pileta "La Dulce". La fiscal Mariela Oliva le atribuyó al hombre de 55 años el delito de homicidio culposo en carácter consumado y en grado de coautor. La imputación se realizó en libertad.

El caso tuvo un nuevo desarrollo cuando la Policía de Investigaciones allanó el Jockey Club este martes, incautando seis CPU, un pendrive y dos notebooks, en busca de pruebas adicionales.

Esta es la segunda imputación en la causa que investiga el Ministerio Público de la Acusación. Anteriormente, una guardavidas que estaba presente en la pileta en el momento del incidente fue acusada a finales de mayo, también en libertad. Facundo Gorga se ahogó tras quedar atrapado con su pie en un ducto de la pared de la piscina que carecía de una rejilla de protección.

En su defensa, el hombre de 55 años declaró que la seguridad de la pileta no era su responsabilidad directa, ya que su trabajo se enfocaba en reparaciones estructurales, como arreglos de grietas.

Los abogados de la querella, Víctor Corvalán y Evelyn Quain, solicitaron la imputación del presidente del Jockey Club, Charles Roberts, argumentando que el niño murió tras permanecer aproximadamente ocho minutos bajo el agua, con el pie atrapado en un hueco desprotegido. Según los testimonios, ya habían ocurrido incidentes similares en el club y Roberts estaba al tanto. Los querellantes afirmaron que en el pasado había una rejilla de hierro en el lugar que fue removida posteriormente.

La petición se basa en la presunta negligencia del presidente, quien, según los abogados de la familia, debió haber tomado medidas preventivas para evitar tragedias como esta, especialmente teniendo en cuenta los antecedentes de incidentes similares en la misma pileta.

La Justicia ha citado a un encargado de mantenimiento del Jockey Club de Rosario para una audiencia imputativa, programada para el próximo miércoles 19 de junio. Este hecho se relaciona con la trágica muerte de Facundo Gorga, un niño de 10 años, quien falleció el 2 de enero de este año tras quedar atrapado en el ducto del filtro en el fondo de una de las piletas de la institución.

Investigación en curso

Hasta el momento, la única persona imputada por el caso es una guardavidas que cumplía funciones el día del incidente, acusada de homicidio culposo. La situación del encargado de la bomba de la pileta de mantenimiento se considera similar a la de la guardavidas, según fuentes del Ministerio Público de la Acusación.

Detalles del incidente

Facundo Gorga murió al quedar sumergido durante varios minutos en la pileta "La Dulce" del Jockey Club. Según la investigación, un pie del niño fue succionado por un agujero del filtro que carecía de tapa, impidiéndole volver a la superficie. A pesar de una inspección exitosa del natatorio realizada a mediados de diciembre, este defecto pasó desapercibido.

Responsabilidades y medidas tomadas

La fiscal Mariela Oliva, de la agencia de Siniestralidad y Delitos Culposos de la Fiscalía rosarina, ya ha imputado a la guardavidas, atribuyéndole un "obrar imprudente de la habilitación del natatorio, en condiciones que importan un riesgo". La guardavidas, que actualmente está en libertad, es la primera persona formalmente sospechosa de tener responsabilidad en la muerte del niño.

La citación del encargado de mantenimiento sugiere que la investigación está ampliándose para determinar todas las posibles responsabilidades en el trágico suceso. Las autoridades continúan esperando los resultados de diversas pericias y análisis para avanzar en el caso.

Homicidio culposo : Guardavidas imputada por la muerte de niño ahogado en el Jockey Club

Una guardavidas fue imputada por homicidio culposo tras la trágica muerte de un niño de 10 años que se ahogó en la pileta del Jockey Club a principios de año. Aunque la querella solicitó la imputación del presidente del club por presunta negligencia en la seguridad de la piscina, la fiscalía decidió imputar en libertad a la guardavidas como presunta responsable del hecho.

La medida fue tomada por la fiscal Mariela Oliva de la Agencia de Siniestralidad Vial y Delitos Culposos, quien sindicó a la guardavidas, identificada como M. S., por actuar imprudentemente en la custodia de la pileta, lo que resultó en un riesgo para los bañistas.

El trágico incidente ocurrió el 2 de enero, cuando el niño se encontraba en la pileta del club y desapareció repentinamente. Según la querella, el niño permaneció aproximadamente ocho minutos bajo el agua con su pie atrapado en un ducto desprovisto de protección.

El abogado querellante Victor Corvalan había solicitado la imputación del presidente del club, Charles Roberts, argumentando que la falta de medidas de seguridad adecuadas contribuyó a la tragedia.

Tras varios meses de investigación y recolección de evidencia, la fiscal Oliva decidió imputar a la guardavidas a cargo de la piscina en el momento del incidente por homicidio culposo. La imputada se retiró de la fiscalía, pero el proceso legal en su contra continúa en curso.

La segunda inspección llevada a cabo el lunes en la pileta "La Dulce" del Jockey Club, donde trágicamente falleció un niño de diez años el mes pasado, reveló la falta de protección en el filtro de la piscina. Los abogados representantes de la familia del niño difunto, Víctor Corvalán y Evelin Quaid, señalaron que varios individuos son responsables directa o indirectamente de la tragedia, al no cumplir con los deberes que les correspondían para garantizar la seguridad de los socios y sus hijos.

Corvalán expresó que "todos los responsables son aquellos que violaron los deberes a su cargo, ya que tenían la obligación de asegurar que ningún socio o hijo de socio estuviera expuesto a un riesgo tan significativo". Desde el presidente del club hasta los demás involucrados comparten responsabilidad, afirmó. Además, destacó que la muerte del niño fue consecuencia de la imprudencia de habilitar una piscina en condiciones peligrosas, convirtiéndola en una verdadera trampa mortal.

Tras la inspección del lunes, Corvalán enfatizó que no se encontraron evidencias de que el ducto donde quedó atrapado el niño alguna vez estuviera protegido. Subrayó que la teoría del delito no exime de responsabilidad a aquellos que, aunque no estén directamente relacionados con el resultado, crearon las condiciones para que ocurriera la tragedia.

La fiscal Mariela Oliva, junto con los abogados de la querella, visitaron la pileta después de que fuera peritada el mes pasado por Bomberos Zapadores. La expectativa de la familia y la fiscalía radica en determinar las responsabilidades y avanzar en las acciones legales correspondientes. La ley penal, resaltó Corvalán, se aplica a todos, y la imprudencia puede ocurrir en cualquier momento.

El niño Juan Facundo Gorga, de diez años, perdió la vida el 3 de enero después de ahogarse en la piscina del club mientras disfrutaba con su familia. La hipótesis principal sugiere que quedó atrapado en un hueco cerca del fondo de la piscina, siendo incapaz de liberarse por sus propios medios. A pesar de los intentos de rescate por parte de testigos, el desenlace fue fatal.

Publicar un comentario

0Comentarios
Publicar un comentario (0)

#buttons=(Accept !) #days=(20)

Our website uses cookies to enhance your experience. Learn More
Accept !